Sobre el tercer grado de humildad

110

4 El tercer grado de humildad consiste en que uno, por amor de Dios, se someta al superior en cualquier obediencia, imitando al Señor de quien dice el Apóstol: «Se hizo obediente hasta la muerte».

Regla