Peticiones de Dios

81

Dios no pide mucho de nosotros: pensar en Él de cuando en cuando, un acto de alabanza, una oración de petición de su gracia, el ofrecimiento de nuestro sufrimiento, nuestro agradecimiento y el buscar nuestro consuelo pensando en Él tan seguido como podamos.