Pensar en el final de la vida

89

«Tempus resolutionis meae instat»: Es ya inminente el tiempo de mi partida (2 Tim. 4, 6). «Certus quod velox est dispositio tabernaculi mei»: Sabiendo que pronto será removida mi tienda. (2 Pe. 1) «Finis venit, venit finis»: Es el fin, viene el fin. (Ez.7,2) Se impone esta consideración obvia sobre la caducidad de la vida temporal y sobre el acercamiento inevitable y cada vez más próximo de su fin. No es sabia la ceguera ante este destino indefectible, ante la desastrosa ruina que comporta, ante la misteriosa metamorfosis que está para realizarse en mi ser, ante lo que se avecina.