Necesidad de la oración sobre todos los medios espirituales

Si la desconfianza de nosotros mismos, la confianza en Dios, y el buen uso de nuestras potencias son armas necesarias en el combate espiritual, como hasta aquí se ha mostrado; la oración es todavía más necesaria e indispensable. Pues por la oración obtenemos de Dios, no solamente las virtudes, sino generalmente todos los bienes de que estamos faltos. Es como el canal por donde se nos comunican todas las gracias que recibimos del cielo. Con la oración, si la ejercitares como debes, pondrás la espada en manos de Dios para que combata por ti y te alcance la victoria.(El Combate Espiritual, Lorenzo Scupoli)