16 diciembre,2016

Necesidad de la fortaleza

Hasta para la vida ordinaria se necesita el Don de Fortaleza, no solamente porque -todo cristiano puede encontrarse alguna vez en una situación difícil, heroica, en que necesite el impulso del Espíritu Santo para hacer algo extraordinario, sino también para nuestra vida ordinaria, para perseverar en la virtud, para hacer todos los esfuerzos que son necesarios para alcanzar el cielo, para poder vencer los peligros, para superar las dificultades ordinarias de nuestra vida y sobre todo, para sentir en nuestros corazones esa paz y esa confianza de que he hablado, es absolutamente indispensable el Don de Fortaleza, ir Gracias a Dios lo tenemos, lo recibimos en el día de nuestro Bautismo, y cuanto tiempo tengamos la Agracia en nuestra alma, tenemos con la gracia el Don de Fortaleza, y poseemos al Espíritu Santo en nuestro corazón, y podemos recibir a la hora que sea preciso el influjo eficacísimo del Paráclito. (El Espíritu Santo)