Mirar y amar a Dios

230

¿Acaso el pez busca los árboles y los campos? No, se tira al agua. ¿Y el pájaro permanece quieto sobre la tierra? No, vuela en el aire. Y el hombre, que ha sido creado para amar a Dios, para poseer a Dios, no le ama y pone su corazón, sus afectos, en otras cosas…