Los pecados en la confesión

120

Para un confesor, cada confesión es una ocasión de conversión y gracia. ¡Cuántos pecados se descubren oyendo los pecados de los demás!