La pequeñez complace a Dios

893

Las obras extraordinarias no están a mi alcance. ¿Cómo demostraré a Dios mi amor si éste se prueba en obras? Por mis pequeñas acciones y sacrificios. ¡Como niña, sembraré de flores su camino!, y Jesús las mirará complacido.