La llegada de la Pascua

Históricamente, la Pascua sucede cuando el ángel pasó por Egipto, alegóricamente, cuando la Iglesia en el bautismo, pasa de la infidelidad a la fe; moralmente, cuando el alma a través de la confesión y la contrición, pasa del vicio a la virtud; anagógicamente cuando pasamos de la miseria de esta vida a las alegrías eternas.