La confianza, compendio de las enseñanzas de Sta. Teresa

1230

Todos los manuscritos de santa Teresa se resumen en estas últimas palabras: «Es la confianza y nada más que la confianza lo que nos conduce al amor». ¡Esto es temible! Habitualmente tratamos de ir a Dios, buscarle y amarle por la confianza y también por otra cosa. Buscamos apoyos, señales, garantías en nuestros méritos, nuestras cualidades y nuestro ambiente. Lo propio de la confianza es no apoyarse en nada más que en el Amor y la Misericordia. Mientras buscamos a Dios por algo distinto de la confianza, dejamos de poner en él nuestro único apoyo. Algunos días, en lugar de hacer actos de confianza, haríamos mucho mejor en hacer actos de no-confianza y de no-amor: «Dios mío, no tengo en ti bastante confianza, no os amo. Aumenta mi fe y mi amor». El hombre que se fía se parece a la Virgen. No comprende (Lc 1,34), pero sabe «que no hay nada imposible para Dios» (Lc 1,37). Entonces, no se mira en absoluto a sí misma, sino que fija su mirada en Dios solo.