Invitemos a Jesús

125

Jesús quiere ser invitado, nunca nos impone su presencia. Una invitación es la expresión del deseo de una relación duradera.