El Señor, un buen amigo

227

Todos los bienes nos llegan a nosotros a través del Señor. Él te enseñará. ¿Qué más queremos de un tan buen amigo al lado, que no nos dejará en los trabajos y tribulaciones, como hacen los del mundo? Bienaventurado quien de verdad le ame y siempre le lleve consigo.