Dios da vida a todos

85

Mi Cristo roto no tiene cara. Él me dijo: “Tienes que ponerme la cara del blasfemo, del ladrón, del borracho, del asesino, del vicioso… ¿No ves que he dado la vida por todos? ¡Por todos!