Cristo es un ejemplo de caridad

102

El segundo punto (en el que Cristo nos da ejemplo) fue la caridad, principio y origen de todas las virtudes. Esta caridad tenía las potencias superiores del alma en el silencio y en el gozo de la misma bienaventuranza, aquella de que El ahora goza. Y esta misma caridad la tenía sin cesar en elevación hacia su Padre, con reverencia y amor, alabándole, honrándole, intercediendo con fervor por las necesidades de todos los hombres, ofreciendo todas las obras para honra de su Padre. Esta misma caridad inducía a Cristo a difundir los favores de su fidelidad adorable hacia los bajos fondos de todas las miserias humanas, corporales y espirituales. Dio a todos los hombres ejemplo de vida. Alimentó a todos espiritualmente por sus enseñanzas verídicas, dirigiéndose interiormente a aquellos que eran capaces de recibirle.