Conversión a la vida de Cristo

85

Es en ti donde ha de crecer la vida de Cristo, a tal grado, que las gracias y el bien que recibas, provoquen y causen la conversión de los demás.