Confiar en Dios plenamente

A veces, en lugar de tener una ciega confianza en Dios, queremos saber, casi osamos pedirle explicaciones. Dios quiere que nos contentemos con la simple fe y que confiemos en Él, con corazón tranquilo, en plena oscuridad.