Aprovechar los bienes que se nos otorgan

80

Lo importante no es envidiar los dones que nos faltan, sino hacer fructificar los que Dios nos ha confiado, porque de ellos nos pedirá cuentas.