14 diciembre,2016

El amor es posesión del Espíritu Santo

Cuanto más crece en el alma la caridad, más crece también esta dichosa posesión del Don de Dios. El Espíritu Santo es más nuestro cuanto más lo amamos, y más lo amamos cuanto somos más suyos; en otras palabras: cuanto más perfectamente es principio de nuestro amor el Espíritu Santo, más perfectamente es el término de ese mismo amor, más perfectamente es nuestro Don. (El Espíritu Santo)