16 diciembre,2011

De los hombres hacia Dios; de Dios hacia los hombres

En esta nueva catequesis, en la que el Santo Padre comenta la relación tan íntima que hay entre la oración de Cristo y su acción benéfica hacia los hombres, podemos sacar dos ideas que debemos tener en cuenta:

Suscríbete a YouTube

 

 1. El dador es más precioso que el don:

A veces en nuestra oración esperamos de Dios que cumpla inmediatamente lo que le pedimos, cuando en realidad debemos buscar adecuarnos a Su Voluntad. En nuestra oración: pedir, alabar y agradecer deberían ser simultáneos. Nos dice el Papa: “antes de querer que el don nos sea concedido, debemos adherirnos a Aquel que dona”

2. El profundo vínculo entre el amor de Dios y el amor al próximo:

Contemplando la curación del sordomudo y la resurrección de Lázaro evidenciamos que Cristo, en contacto con la debilidad humana, se ve llevado a dirigirse a Su Padre para sanarla. Así mismo, el diálogo constante con su Padre lo lleva a estar atento y receptivo con los hombres. La relación con los hombres, con sus necesidades e inquietudes, nos debe llevar también a nosotros hacia Dios; y nuestra relación con Dios nos debe guiar de nuevo hacia los hombres, para ser más sensibles ante sus necesidades.

Aquí puedes leer la catequesis del Papa Benedicto XVI del 14 de diciembre de 2011


El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.