¿Cómo prepararme mejor para la oración?

¿Cómo prepararme mejor para la oración?

Entrevista al P. John Bartunek

Pregunta: Querido Padre John, en la primera sección de su libro La mejor parte, menciona algo sobre prepararse desde la noche anterior para la meditación del día siguiente. Lo mismo le escuché a un sacerdote que nos dio una plática durante un retiro. ¿Podría usted explicar esto un poco más? ¿Qué quiere decir usted exactamente? ¿Esto es sólo para los religiosos y sacerdotes, o yo también debo empezar a hacerlo?

¿Cómo puedo escuchar que Dios me habla en la oración?

¿Cómo puedo escuchar que Dios me habla en la oración?

La frase «conversación con Dios» describe muy bien la oración cristiana. Cristo ha revelado que Dios es una persona real y que está interesado –apasionadamente interesado- en nuestras vidas, nuestra amistad, nuestra cercanía. Para los cristianos, entonces, la oración, como lo explicó el Papa Benedicto XVI cuando visitó Yonkers, Nueva York en el 2007, es una expresión de nuestra «relación personal con Dios». Y esa relación, continuó diciendo el Santo Padre, «es lo que más importa».

Las letanías ¿oración o palabrería?

Las letanías ¿oración o palabrería?

Estimado Padre John, esta mañana estuve ante el Santísimo con mi grupo de oración. Durante la adoración siempre tengo la sensación de que hay demasiada palabrería y simplemente no capto el «propósito» de las «letanías» (las cuales rezamos juntos). Cada vez que las escucho siento que me están lavando el cerebro al repetir la misma frase dos o tres veces. Y no veo ningún amor emanado de este tipo de oración. Supongo que algo se me está escapando, ¿me lo puede explicar?

 

Sequedad en la oración – La parte de Dios en la lucha Tercera Parte

Sequedad en la oración – La parte de Dios en la lucha Tercera Parte

Un lector pregunta: Estimado Padre John, desde hace mucho tiempo he estado utilizando la meditación para orar, pero últimamente estoy experimentando sequedad. Siento que no saco mucho fruto de ella como antes. ¿Será que estoy en la «noche oscura del alma»? Si no, ¿qué es lo que me está pasando y qué debo hacer?

En la parte I, hablamos sobre lo que sucede cuando hay sequedad o aridez en la oración. En la segunda, vimos nuestra parte en la batalla. Hoy, veremos la parte de Dios en ese combate*.

 

Sequedad en la oración – Nuestra parte en la lucha Segunda Parte

Sequedad en la oración – Nuestra parte en la lucha Segunda Parte

En la parte I, hablamos sobre lo que sucede con la sequedad o la aridez en la oración. Hoy, veremos nuestra parte en la lucha.

Un lector pregunta: Estimado Padre John, desde hace mucho tiempo he utilizado la meditación para orar, pero últimamente estoy experimentando sequedad. Siento que no saco mucho fruto de ella, como antes. ¿Será que estoy en la «noche oscura del alma»? Si no, ¿qué es lo que me está pasando y qué debo hacer?

Sequedad en la oración – ¿Qué está pasando? Primera parte

Sequedad en la oración - ¿Qué está pasando? Primera parte

Pregunta: Estimado Padre John, desde hace mucho tiempo he estado utilizando la meditación para orar, pero últimamente estoy experimentando sequedad. Siento que no saco mucho fruto de ella, como antes. ¿Será que estoy en la “noche oscura del alma”? Si no, ¿qué es lo que me está pasando y qué debo hacer?

¿Es incondicional el amor de Dios? Primera parte

¿Es incondicional el amor de Dios? Primera parte

Estimado Padre John, dado que he estado muy expuesto a la corriente actual de autoayuda que nos dice que el amor de Dios o el amor de Cristo es incondicional, ¿cómo se puede explicar el hecho de juzgar a otros? Si Él nos ama a todos por igual, ¿por qué necesitamos rezar, ser virtuosos o, incluso, ser religiosos? Si todos somos seres humanos imperfectos (algunos peores que otros) y se nos dice que debemos amarnos a nosotros mismos, a pesar de todo, ¿cuál pudiera ser la motivación para que nuestra civilización cambiara? Gracias.

Cómo puedo rezar más

Cómo puedo rezar más

Pregunta: Estimado Padre John, soy una adolescente católica que actualmente está proceso de discernimiento sobre la vocación a la vida consagrada como monja o hermana religiosa. Últimamente he estado sintiendo un fuerte impulso de rezar mucho y de ir a misa todos los días y a la adoración al Santísimo siempre que sea posible. Quiero rezar más y más pero no estoy muy segura de cómo debo hacerlo o lo que debo rezar. Me encanta rezar el rosario, pero quisiera algo más. ¡Muchas gracias por su tiempo!

Cómo fueron capaces Jesús y María de ser perfectos en medio de la angustia

Cómo fueron capaces Jesús y María de ser perfectos en medio de la angustia

Pregunta: Estimado Padre John, frecuentemente, usted ha dicho cosas como «muy probablemente no proviene del Espíritu Santo la turbación interior que esta situación te esté causando». Me parece que san Ignacio dice algo similar cuando habla sobre el discernimiento del espíritu. Considerando que Jesús y María eran perfectos, ¿cómo puede usted explicar la gran angustia y tristeza que Jesús sintió en el huerto de Getsemaní o la ansiedad y miedo que María sintió cuando Jesús estuvo perdido por tres días? ¿No se supone que estas condiciones indican la ausencia del Espíritu Santo o algún tipo de imperfección del alma?