13 diciembre,2018

Tercer domingo de Adviento

Diciembre 16

Ser mejor en la familia.

Para empezar:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Se encienden las dos velas de los domingos anteriores, se apagan las luces y se lee el texto del Evangelio san Lucas 3, 10-18

Lectura del santo evangelio según san Lucas

10 La gente le preguntaba: «Pues ¿qué debemos hacer?»
11 Y él les respondía: «El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo.»
12 Vinieron también publicanos a bautizarse, y le dijeron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?»
13 El les dijo: «No exijáis más de lo que os está fijado.»
14 Preguntáronle también unos soldados: «Y nosotros ¿qué debemos hacer?» El les dijo: «No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas, y contentaos con vuestra soldada.»
15 Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo;
16 respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará en Espíritu Santo y fuego.
17 En su mano tiene el bieldo para limpiar su era y recoger el trigo en su granero; pero la paja la quemará con fuego que no se apaga.»
18 Y, con otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Nueva.

Esta es palabra de Dios.

GLORIA A TI, SEÑOR JESÚS.

Vela:
Se enciende la tercera vela de Adviento. La rosa que es la que representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.

Para reflexionar:
Después de la lectura anterior, se guardan unos minutos en silencio y se hace la siguiente pregunta:

¿Qué hago yo para que mi familia sea mejor?

Cada miembro de la familia puede responder en voz alta si lo desea.

Propósitos:
Cada miembro de la familia podrá aportar cuál será su propósito durante la tercera semana o podrán formular uno para cumplirlo todos.

Para orar:
Padre, en nuestra familia crecemos y aprendemos a ser mejores, te pedimos hoy que nos ayudes a ser una familia cristiana y ser un buen ejemplo para los que nos rodean. Te pedimos la fuerza para mejorar o cambiar lo que sea necesario de nosotros para que nuestra familia sea mejor cada día. Amén.

Para terminar:
Todos los miembros de la familia se toman de la mano y rezan juntos el Padre nuestro. Se encienden las luces y se canta una canción.

Para cantar: 

Cantar la canción “Campana sobre campana”.

Campana sobre campana

y sobre campana una,

asómate a la ventana

verás al niño en la cuna.

Belén, campanas de belén.

que los ángeles tocan

¿Qué nueva me traéis?

 

Recogido tu rebaño,

¿A dónde vas pastorcillo?

Voy a llevar, al portal

requesón, manteca y vino.

 

Belén, campanas de Belén,

que los ángeles tocan

¿qué nuevas me traéis?

 

Campana sobre campana

y sobre campana dos,

asómate a la ventana

porque ha nacido Dios.