Fiesta de la Sagrada Familia; descubre a Jesús en el prójimo

392
Sagrada Familia

El acontecimiento del nacimiento de Jesús, Hijo de María, Hijo de Dios, ha transformado nuestras relaciones humanas.

El evangelista san Lucas nos muestra la sorpresa de la madre de Jesús cuando pregunta a su Hijo: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados». Él les contestó: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?». Pero ellos no comprendieron lo que les dijo” (Lc 2, 48-50).

La carne y la sangre ya no son el título esencial de nuestra pertenencia. Jesús ha inaugurado unas nuevas relaciones entre nosotros: “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no lo conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos (1Jn 3, 1-2).

Deja entrar en tu corazón por un momento el anuncio de tu identidad sagrada: Tú eres hijo de Dios. Jesús te llama hermano, amigo, discípulo suyo. Te revela el amor que Dios te tiene: hasta el extremo de haberte hecho a su imagen. Te pareces en lo humano al Hijo de la Nazarena.

Los que viven contigo son ahora más miembros de tu familia por la fe que por la sangre, ellos son, como tú, familia de Dios. Si das fe a esta verdad, tu vida cambiará.

PROPUESTA

¿Te atreves a considerar al prójimo como presencia de Cristo?


Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente (consulta aquí su página web) El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet y redes sociales, siempre y cuando se cite su autor y fuente original: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.