Elige el Camino de Esperanza en tu Vida Terrena

316
caminar con rumbo

«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, que tome a la mujer como esposa y dé descendencia a su hermano”. Jesús les dijo: «En este mundo los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos» (Lc 20, 27-38).

COMENTARIO

Dios se revela a través de diferentes alianzas con su pueblo. Frente al deísmo que imagina un dios sádico y matón, que exige lo imposible, Dios se muestra a Abraham como Señor de la vida. Cuando se revela a los profetas lo hace como enamorado de su pueblo y le ofrece el desposorio: “Ya no te llamarán «Abandonada», | ni a tu tierra «Devastada»; | a ti te llamarán «Mi predilecta», | y a tu tierra «Desposada», | porque el Señor te prefiere a ti, | y tu tierra tendrá un esposo. Como un joven se desposa con una doncella, | así te desposan tus constructores. | Como se regocija el marido con su esposa, | se regocija tu Dios contigo” (Isa 62, 4-5).

AMOR INESPERADO

Es un don la libertad de corazón, y la mente serenada en la plegaria. Sin nada más que saberse amado, certeza amanecida sin aviso previo. Es distinto decirlo que sentirlo, diferente desearlo que vivirlo. La ascesis no logra la distancia de aquello que esclaviza y que retiene. El regalo inesperado del amor deja sentir el vuelo sin nostalgia, el despojo de la presencia sin herida, caminar por las estepas humanas hacia lo eterno, camino de esperanza, más allá de toda nostalgia pasajera.

PROPUESTA

¿Te sabes ciudadano del cielo?


Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente (consulta aquí su página web) El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet y redes sociales, siempre y cuando se cite su autor y fuente original: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro