23 marzo,2019

El viene a buscar fruto

III DOMINGO DE CUARESMA

«Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: “Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a perjudicar el terreno?” Pero el viñador respondió: “Señor, déjala todavía este año y mientras tanto yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto en adelante. Si no, la puedes cortar”». (Lc 13, 6-9)

Suscríbete a YouTube

Dios, cuando el pueblo rompe la alianza, propone hacer un nuevo pacto. El labrador, cuando el dueño viene a recoger el fruto y no lo encuentras, propone esperar un año más, a ver si con mayor cuidado da el fruto deseado.

“Reconoce, pues, que el Señor, tu Dios, es Dios; él es el Dios fiel que mantiene su alianza y su favor con los que lo aman y observan sus preceptos, por mil generaciones” (Dt 7, 9).

Pensamiento

Si el dueño de la viña, Dios, manda exterminar la heredad infiel. El labrador, Jesús, le propone cuidarla aún más, para obtener la paciencia divina.

Propuesta

Deja al Señor que cuide tu parcela interior.

Cuestión

¿Crees que das buenos frutos?

 


Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente (consulta aquí su página web)

El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet y redes sociales, siempre y cuando se cite su autor y fuente original: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.