¿Qué necesidad hubo de que la Palabra de Dios padeciera por nosotros?

80

Pero, ¿qué necesidad hubo de que la Palabra de Dios padeciera por nosotros? Grande; se puede hablar de una doble necesidad. Primero, para remedio contra los pecados; segundo, como ejemplo para nuestra conducta. Tocante al remedio. Contra los males en que incurrimos por el pecado, hallamos remedio por la Pasión de Cristo

Exposición del símbolo de los apóstoles. Capítulo 4.