Ponerse decididamente en las manos de Dios

135

Pensamientos durante los Ejercicios (2o día)

Que mi ignorancia e impotencia para desear y resolverme a la práctica de las virtudes en particular, me mueva a unirme fuertemente y con perseverancia a Jesucristo Crucificado para que el sentimiento de alegría que ahora experimento en la meditación del juicio universal, por verle a El reinando solo y reconocido por todo el mundo, no se me torne entonces en confusión a causa de mis pecados e ingratitudes que merecen el infierno, aunque yo no lo sienta.