Para ser santo, basta con querer serlo

134

Lo único necesario para ser santo es querer serlo. ¿No crees que Dios hará de ti aquello para lo que fuiste creado si tú se lo permites?