Nuevas maneras de que Cristo llegue a nosotros

107

Al mundo, en veinte siglos de Cristianismo, se le ha endurecido el corazón. Ya nos hemos hecho a mirar impávidos a Cristo en la cruz. ¿Necesitará Cristo de una nueva representación dolorosa para llegarnos al alma?