No ofender más a Dios

137

Tomando un aire de tristeza la Sma. Virgen dijo estas sus últimas palabras de las apariciones: «que no ofendan más a Dios que ya está muy ofendido».