Los principios de la ambición

101

Cada cual es tentado por su concupiscencia. Pueden tener su principio y raíz en el temperamento, en el carácter, en nuestros defectos dominantes, sobre todo en el orgullo e impureza.