Los hábitos en el amor

85

Si Cristo muere de muerte violenta, víctima del odio, es únicamente para que el sufrimiento y la muerte sean habitados por el amor y entrando en ellos, el ser humano encuentre el amor de Cristo, que también lo espera allí.