La vida litúrgica

451

¿Qué es la Vida Litúrgica? ¡Señor, las leyes que tu Iglesia no me pide estrictamente, sino la fiel observación de los ritos y la pronunciación exacta de las palabras! Pero no hay duda de que deseas que mi buena voluntad te ofrezca algo más. Quieres que mi espíritu y mi corazón se aprovechen de las riquezas encerradas en la Liturgia, para unirse más íntimamente a tu Iglesia, y llegar así a una unión más estrecha contigo. Arrastrado por el ejemplo de tus más fieles servidores, quiero, mi buen Maestro, apresurarme a tomar asiento en el rico festín a que me convida la Iglesia, seguro de encontrar en el Oficio divino y en las fórmulas, ceremonias, colectas, epístolas, evangelios, etc., que acompañan al Santo Sacrificio de la Misa y a la administración de los Sacramentos un alimento sano y abundante para el desarrollo de mi vida interior. (Dom. J.B. Chautard, El alma de todo apostolado)