La salvación del Señor

120

Habiendo escogido nuestro Señor el camino del dolor para salvar al mundo, continúa escogiéndolo para hacer llegar a nosotros el precio de su Sangre. Por su infinita bondad, se digna de asociar almas escogidas a su obra de salvación y no pudiendo sufrir en su humanidad glorificada, se asocia.