La eternidad está en el presente

155

Dios quiere que nuestra atención esté en el presente, ya que éste es el punto donde el tiempo toca la eternidad. Pero la tentación nos quiere hacer vivir en el futuro, a donde apuntan las pasiones y los vicios.