El Señor también recibe la impotencia

158

También puede ocurrir que no tengas nada que dar al Señor durante la oración. Deberás de darle esa nada, tu total impotencia.