23 septiembre,2016

El mayor pecado: desánimo

El desánimo es un pecado mayor que cualquier pecado que lo produzca.