El mal dentro del corazón

96

El mal que me rodea puede convertirse en auténtico mal en la medida en que encuentre en mí alguna complicidad, en la que yo lo deje penetrar en mi corazón.