El eterno hoy de Dios se ha convertido en un Dios perenne

176

El eterno hoy de Dios ha descendido en el hoy efímero del mundo, arrastrando nuestro hoy pasajero al hoy perenne de Dios.