El Espíritu Santo más grande que todo

119

Se puede dejar todo y seguir al Señor y luego sentirse más grande y mejor que los demás, pero el Espíritu Santo no descenderá hasta el hombre rico de espíritu.