Efectos de la Eucaristía en el hombre

1204

«La Eucaristía, infundiendo en el corazón del hombre una nueva energía -el amor sobrenatural-, refuerza, encauza y purifica el afecto humano, haciéndolo más sólido y más auténtico. Cuando tiene a Dios en su pecho, todo el hombre queda armonizado en sí mismo… En el sacramento divino, el Señor está sumido en el silencio para escucharnos».