Cosas buenas en el arrepentimiento

163

Que nuestro arrepentimiento sea fuerte, sereno, constante, tranquilo, pero no inquieto, turbulento, ni desalentado.