26 marzo,2014

Celo apostólico

Tu misión no está cumplida todavía; y más que se ser absorbida en Dios debes tener sed de la salvación de los hermanos: “Tengo sed”.

Suscríbete a YouTube