Atendiendo a Dios en soledad

111

Sin soledad es imposible vivir una vida espiritual. Tiempo y lugar solo para Dios. Al comprometernos con el tiempo en soledad desarrollamos mayor capacidad de atención a Dios.