Agradecer a Dios mediante las acciones

95

Dios está contigo en todas tus acciones. Haz una pausa para alabarlo, pedirle, agradecerle y ofrecerle tu corazón. Estos momentos de recogimiento poco a poco nos purgan del mundo de los sentidos, donde solo el amor propio puede florecer.