La presencia de María en la oración de los apóstoles

407

El Santo Padre comienza un nuevo capítulo de catequesis sobre la oración. Deja atrás los Evangelios y ahora se centrará en los Hechos de los Apóstoles y las Cartas de San Pablo. La primera sesión va dedicada a la Virgen María y su presencia orante en el grupo de los discípulos que fueron la primera Iglesia naciente. Después de la Ascensión a los cielos, María y los discípulos estaban en el Cenáculo a la espera del Espíritu Santo, en un clima de oración.

Esta presencia de María con los discípulos nos da dos enseñanzas para nuestra vida de oración:

1. Debemos abrir las dimensiones de nuestra oración, es decir, no sólo rezar por nuestras intenciones, nuestros problemas, nuestros deseos, etc., sino abrirse a la dimensión comunitaria, rezar con las demás personas «con un solo corazón, una sola alma»

2. El hecho de que María esté presente en este momento decisivo de la historia de la Iglesia nos ayuda a descubrir también esa presencia materna en los momentos decisivos de cada una de nuestras vidas.

Aquí puedes leer la catequesis completa del Papa Benedicto XVI del 14 de marzo de 2012.


Autor: P. Francisco Armengol, L.C

El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.