La oración: antídoto para la amnesia espiritual

209
La oración: antídoto para la amnesia espiritual

Comentario a la catequesis del Papa Benedicto XVI. Audiencia General del 12 de octubre de 2011

La amnesia es un trastorno del funcionamiento de la memoria, durante el cual el individuo es incapaz de conservar o recuperar información almacenada con anterioridad. En la vida espiritual existe también un tipo de “amnesia” que consiste en olvidar, con el paso del tiempo, las cosas buenas que Dios ha obrado en nosotros, con nosotros y a través de nosotros. Los problemas, dificultades y fracasos presentes tienen un poder hipnotizador que logra absorber y concentrar casi el 100% de nuestras energías espirituales y eliminar otros recuerdos más positivos del pasado. ¿Hay algún antídoto para esto? 

Sí, la oración

Nuestra vida es un camino de luces y sombras, de certezas e incertidumbres, como ya hemos visto en catequesis anteriores. El Papa nos recuerda hoy que la oración es como un espejo retrovisor por el que volvemos a poner ante nuestros ojos lo que Dios ha hecho en nuestra vida en el pasado. Recordar las intervenciones divinas en nuestra historia personal nos ayuda mucho, pues se fortalece la certeza de que incluso en las noches oscuras del presente… la luz existe, nos acordamos que Dios ya está en medio de nuestra vida y que seguirá actuando en nuestro favor. Gracias a la oración, la gratitud por el pasado se transforma en confianza para el futuro.

Aquí puedes leer la catequesis del Papa del 12 de octubre de 2011, en la que comenta el salmo 126.


El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.