15 mayo,2012

Alguien está rezando por mí

El Santo Padre afronta en su última catequesis el evento de la milagrosa liberación de San Pedro, encarcelado por voluntad del rey Herodes Agripa. Lo curioso de este relato es que Pedro “dormía” tranquilo en la cárcel. Para dormir se necesita estar sosegado. La cárcel no parece ser precisamente el lugar más adecuado para sosegarse, y aun así, Pedro estaba tranquilo, confiado, hasta el punto de poder conciliar el sueño. ¿De dónde le venía esta calma? De saber que la comunidad cristiana estaba rezando por él, que contaba con la solidaridad de otros en la oración.

Suscríbete a YouTube

Hoy por mi, mañana por ti

¿No nos da paz recibir de vez en cuando un mensaje de otras personas que nos dicen “estamos rezando por ti”? El sabernos acompañados por la oración de los demás es algo que nos da paz y sosiego en medio de las dificultades.

Propósito: piensa en las veces que alguien te ha dicho “he rezado por ti” y piensa en alguien en estos días por quien tú quieras rezar. Díselo.

Aquí puedes leer la catequesis completa del Papa del día 9 de mayo del 2012


Autor: P. Francisco Armengol, L.C

El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet siempre y cuando se cite su autor y fuente originales: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.