Últimos momentos

155
Últimos momentos

Procuren todos los presentes, de rodillas, orar con fervor. Si puede el moribundo, diga tres veces: JESÚS, JESÚS, JESÚS. Y si él no puede, dígalo con clara voz el sacerdote o alguno de los presentes. Y si parece prudente, diga lo que sigue al oído del enfermo.

En tus manos encomiendo mi espíritu. Señor mío Jesucristo, recibe mi alma. Santa María, ruega por mí.
María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndeme del enemigo y recógeme en la hora de mi muerte.
San José, ruega por mí.
San José, con la bienaventurada Virgen, tu esposa, abridme el seno de la divina misericordia.
Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía. Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.
Jesús, José y María, duerma y descanse en paz con vos el alma mía. Amén.