23 febrero,2011

Preparando la comunión

Preparando la comunión

Te pido, Jesús,
estar siempre preparado
para recibirte en la Eucaristía.
Necesito encontrarme contigo
en el pan que alimenta
y da vida.
Que nunca me falte
el hambre de Dios,
las ganas de que llenes mi corazón.
Que nunca sea indiferente
al hambre que sufren tantos hermanos,
y que viva solidario para ayudar.
Que cada Eucaristía
sea una verdadera fiesta
porque juntos, en comunidad,
nos alimentamos con tu presencia viva.
Gracias por pensar en nosotros
y darnos la alegría
de poder recibirte
para crecer en nuestra fe,
nuestra esperanza
y nuestro amor a los demás.
Que cada Eucaristía
me dé fuerzas para seguirte.