Discernimiento

    568

    Qué se entiende por discernimiento: El hombre, en efecto, siente inclinaciones o propensiones en sus potencias apetitivas, la voluntad y el apetito sensitivo. Psicológicamente tienen todas la misma naturaleza: son mociones que parten de la libertad e impulsan a una acción. Pero originariamente pueden provenir o de la espontaneidad propia o de una excitación especial por parte de Dios o del demonio. El discernimiento de los espíritus consistirá, pues, en averiguar, en estos movimientos de la voluntad, sus diferentes principios y en señalar cuáles han sido provocados directa o indirectamente por Dios, por el demonio o por la propia naturaleza humana (Teología de la perfección cristiana, §708)

    « Índice